Grupo de Adictos al Sexo y al Amor Anónimos

Grupo de doce pasos para la recuperación de la adicción al sexo y al amor

Enfrentando los primeros 90 días 22 abril, 2007

Filed under: Información y literatura sobre el programa — Grupo Aceptación y Cambio, de Adictos al sexo y al amor anónimos @ 18:45

Al asistir a SLAA en busca de ayuda, usted probablemente esté dando el paso más importante de su vida. Este folleto ha sido elaborado, para ayudarle a superar los primeros días en esta hermandad. En las siguientes páginas, usted encontrará consejos prácticos que fueron usados y probados en el correr del tiempo por muchos adictos al Sexo y al Amor Anónimos.

La única cosa que pedimos a usted es que mantenga una mente abierta al leer las páginas de este folleto.

En este preciso momento, su vida (si usted es como nosotros) ha sido ingobernable, dirigida por su incontrolable patrón de comportamiento adictivo. El patrón que su vida está siguiendo, solamente le ha traído los siguientes resultados:

Miseria, vacío interior, ansiedad, dolores de cabeza y grandes pérdidas económicas para usted y para las personas más cercanas a usted.

Evidentemente que, la manera de vivir en SLAA le parecerá diferente. Quién sabe si le cause un poco de miedo, pero lo que le podemos asegurar, es que la manera de vivir de SLAA le traerá resultados como: Felicidad, paz interior y dignidad.

Todo lo que se requiere es una mente abierta y un auténtico deseo de mantenerse alejado de la práctica de los comportamientos adictivos anotados en nuestra lista personal de nosotros mismos, sobre una base diaria.

¡Le damos la Bienvenida! Si hay algo que no entienda, pregúntenos que con mucho gusto le explicaremos.

¡Usted no está solo! ¡Acepte una mano amiga!

 

APRENDIENDO A ESCUCHAR

Al llegar a SLAA, nuestra experiencia tiene demostrado que tenemos desbordados varios defectos de carácter.

Era virtualmente imposible alimentar nuestra Adicción al Sexo y al Amor compulsivamente, sin mentir, sin evadir la realidad por un mundo de fantasías, sueños y delirios.

Sabemos que dejar de alimentar nuestros patrones de comportamientos adictivos nos libera de esos defectos automáticamente.

En tanto, al participar en un grupo, escuchamos para aprender a liberarnos de la adicción al sexo y al amor y de nuestros defectos de carácter. Primero debemos estar conscientes de nuestra impotencia en controlar nuestro comportamiento dependiente, esto requiere honestidad con nosotros mismos y con las personas más cercanas.

No es una tarea fácil y puede ser muy dolorosa, pero la frecuencia a las reuniones y la ayuda encontrada a través del contacto con otros miembros de SLAA (quién sabe hasta un padrino), podemos ayudarle con el tiempo a alcanzar esta meta. Necesitamos mantener la mente abierta cuando escuchamos las sugerencias que se nos hacen a nosotros o a otros miembros del grupo.

Finalmente, debemos estar dispuestos a aplicar y actuar basados en las sugerencias y hacer los cambios necesarios que se requieren de nuestra parte.

El aprender a escuchar y saber que los otros Adictos al Sexo y al Amor, están enfrentando sus problemas y están caminando hacia la recuperación, eso nos muestra que también nosotros podemos aprender a enfrentar los problemas que sin duda vamos a encontrar en nuestro camino de recuperación.

 

PROCURE ENTENDER Y PRACTICAR LOS 12 PASOS DEL PROGRAMA DE RECUPERACIÓN DE S.L.A.A.

Muchos de nosotros al leernos los 12 Pasos de Recuperación por primera vez reaccionamos de varias maneras:

A) “Eso es una tarea imposible”.

B) “Yo no necesito hacer todas esas cosas”.

C) La más común: Algunos están tan enfermos que no entienden lo que son y lo que lo necesitamos y los dejan de lado.

Cualquiera que sea su reacción, no se alarme. Cuando un Poder Superior, Dios como cada uno lo entienda, nos dio los 12 Pasos, también nos dio tiempo. A todos nos dio el mismo tiempo (el resto de nuestra vida).

Acreditamos que el Primer Paso (virtualmente nos preacondiciona para todos los demás pasos. Sin la aceptación de la adicción al sexo, al amor y la seducción nos derrotó, se torna imposible la recuperación.

Al aceptar el Primer Paso, este por sí solo, puede mantenernos libres de la adicción, pero; como ya fue dicho muchas veces, el dejar de practicar nuestros patrones de conductas adictivos no es suficiente. Solamente con la práctica de los 11 Pasos restantes de nuestro Programa de Recuperación, es que podemos vivir una vida normal, equilibrada y feliz, sea en pareja o en solitario.

En nuestras reuniones, con frecuencia se tratan temas referentes a nuestro Programa de Recuperación. Procure mantener la menta abierta para cualquiera que sea el tema abordado.

Existe una incalculable cantidad de conocimientos y sabiduría en una sala de SLAA. Están disponibles para usted, sin ningún costo e incondicionalmente.

Si hay algo que no entienda, o algún Paso que no está seguro de cómo aplicarlo en su vida, pregunte a cualquier miembro del grupo que tenga un poco más de tiempo. Y con mucho gusto el le ayudará.

Al tratar de aplicar los 12 Pasos de Recuperación, su vida pasa a ser una experiencia digna de ser vivida y son muchas las recompensas recibidas.

El Programa le ayudará a conocerse mejor a sí mismo. Le colocará en paz consigo mismo y con las demás personas que le rodean.

Le traerá Serenidad y le permitirá manejar su vida con dignidad, respeto a su persona y cariño por sus seres queridos.

 

EVITE LOS PATRONES DE CONDUCTAS ADICTIVAS, SOLO POR 24 HORAS

Dejar de practicar nuestros comportamientos adictivos es muy simple, basta evitar el comportamiento disparador. Simple, pero no muy simple para un Adicto al Sexo y al Amor.

Cuando un adicto desesperado llega a una reunión de SLAA es inconcebible para él, pensar en tener que renunciar a los viejos patrones de conducta.

SLAA nos enseña que debemos tratar de vivir nuestras vidas día a día. Así podemos decir que solamente se requiere mantenerse alejado de los patrones de conducta adictivos básicos “o si prefiere, del comportamiento disparador”, solamente por 24 horas.

No debemos preocuparnos demasiado por el mañana, en la próxima semana o en el próximo año. Solamente podemos vivir el presente. El día de hoy es solamente lo que tenemos. Tenemos que darnos cuenta de que no podemos hacer nada para cambiar el pasado, pero, si el día de hoy es bienvenido, en el día de mañana estaremos un poco más fuertes.

Al transcurrir los días, a través de nuestra abstinencia y de la práctica de los 12 Pasos de Recuperación en nuestras vidas, la compulsión de practicar nuestra adicción irá disminuyendo. Sin duda, debemos estar siempre conscientes de la posibilidad de reincidir en viejos hábitos.

Cualquier sueño de satisfacción, cualquier pensamiento que llegue a nosotros, que nos indique que “volver a practicar nuestra adicción no está mal”, que “ya nos sentimos fuertes y reestablecidos” o “quien sabe no somos adictos al sexo y al amor (sólo podrán llevarnos a una recaída, que a su vez, abortará nuestro proceso de recuperación. Todos son síntomas de nuestra adicción y pueden inducirnos a volver a pasar por el mismo sufrimiento que tanto trabajo nos dio superar.

Estos pensamientos no son solamente peligrosos para los nuevos miembros. Son igualmente peligrosos para cualquier miembro (sin importar cuanto tiempo esté sin practicar sus patrones de conductas adictivos).

Recuerde que la distancia de la recuperación disminuye día a día, pero la distancia de nuestra adicción siempre permanece igual.

De esta manera, por la mañana pedimos a nuestro Poder Superior que nos ayude a permanecer “limpios”, “solo por hoy”.

 

DEJE DE VIVIR EN EL PASADO

Para muchos Adictos al Sexo y al Amor, los primeros días de su recuperación son una lucha constante y de mucho sufrimiento. Al mirar su vida pasada, se torturan con sus sentimientos de culpa, remordimiento, dinero perdido, oportunidades pasadas, la falta de progreso en su carrera profesional y otros cosas más.

Nuestra experiencia nos enseña que si queremos recuperarnos, todas esas cosas deben de quedar en el pasado y debemos seguir adelante.

La Culpa y el Remordimiento nos paralizan: Se asemejan a la compasión por uno mismo. Debemos de esforzarnos, reiniciar con la aceptación de nuestra responsabilidad y hacer los reparos en las áreas en las que las podamos hacer.

Lo que fue perdido: Debemos de aceptar que está perdido. Ya hemos gastado mucho tiempo y energía tratando de recuperarnos, sin resultados. Todo lo que hemos conquistado es miseria y dolor.

Oportunidades Pasadas: Si llegamos a aceptar una manera más fácil y prudente de vivir, tendremos más oportunidades y así nos mantendremos distanciados de nuestra adicción al sexo y al amor, viviendo una vida útil podemos aprovechar esas oportunidades cuando se nos presenten. Las oportunidades pasadas ya se fueron, mire más adelante y no deje de pasar las nuevas.

Falta de Progreso en su Trabajo: Lo que se puede hacer en esta área depende mucho de la edad y habilidad de cada miembro. De cualquier forma, independientemente de la edad y la habilidad, cualquier miembro puede mejorar y ser mejor empleado. Probablemente, por primera vez en mucho tiempo, podemos concentrarnos en lo que nuestro patrón nos exige.

La energía que desperdiciábamos en practicar nuestra adicción, podemos usarla en otras áreas de nuestra tareas diarias, El resto, entregarnos a los cuidados de nuestro Poder Superior,(Dios como lo concibamos).

Para terminar, la experiencia nos tiene demostrado que si queremos iniciar una nueva vida, libre de comportamientos adictivos y todos los problemas y miserias generadas por nuestra adicción, debemos por lo tanto fechar el libro de la vida que a hasta ahora hemos vivido.

 

LLENANDO EL VACÍO

Hacen algunos días y algunas semanas que hemos dejado de practicar nuestros comportamientos adictivos básicos (aunque con mucho dolor) la vida comienza a dejar de importarnos, comenzamos a ver una luz al final del túnel.

De repente nos encontramos con un vacío muy grande en nuestras vidas, ¿qué hacemos ahora con el tiempo que antes lo ocupábamos para satisfacer nuestra adicción al sexo y al amor? No es una tarea fácil, pero tenemos que enfrentarla.

En los primeros días, pocos Adictos Compulsivos poseen una idea clara de la cantidad de tiempo que ocupaban en practicar su adicción o las mentiras que se decían a los seres queridos para explicar dónde estaban.

En todo momento nuestra adicción dominaba cada acción de nuestra vida. Ahora debemos llenar ese vacío. Cada miembro debe buscar una manera más apropiada para sí mismo, pero es muy importante buscar la manera apropiada. Algunos pasan a interesarse por algún hobby casi olvidados. Otros vuelven a practicar deportes de su agrado. Otros vuelven a la escuela, (esto es algo que se puede hacer independientemente de la edad). Le sugerimos a usted, que dedique el tiempo para reconstruir su vida familiar, sus relaciones con familiares, parientes y amigos, que en algún momento sufrieran o se vieran perjudicados por nuestra adicción al sexo y al amor. Estas son apenas sugerencias. Esperamos que cada miembro haga un esfuerzo especial para llenar su propio vacío y al hacerlo, reforzará y alentará su proceso de recuperación.

 

DISFRUTE

La recuperación de la Adicción al Sexo y al Amor es un milagro maravilloso y la recuperación de cada miembro es una experiencia única y personal.

La manera más segura de tener una recuperación duradera es aprender a disfrutarla. Quién sabe si le parezca una redundancia, pero existen obstáculos, que si no estamos conscientes de ellos, no nos dejarán disfrutar del milagro de la recuperación.

Uno de esos obstáculos es el sentimiento de culpa. Cuando la vida comienza a mejorar para nosotros, a veces dejamos que la mente nos atormente con acciones pasadas, y si dejamos crecer ese tormento, comenzamos a pensar que no somos merecedores de la recuperación. Estos pensamientos, pueden traer resultados trágicos si no fueran compartidos con alguien. Procure compartirlos con su padrino o con sus compañeros de grupo.

Otro obstáculo es el resentimiento. Al llegar a SLAA, se sugiere que hagamos cambios radicales en nuestro comportamiento. Algunos de estos cambios nos parecen imposibles, innecesarios, o simplemente no queremos hacerlos. De cualquier manera, en los primeros días cambiamos comportamientos y esto nos trae resultados inmediatos (sabemos que nos traen) y nos retiran por un cierto tiempo de nuestra adicción. Entre tanto, la euforia de estar sin practicar nuestra adicción se desvanece, y si hemos aprendido a disfrutar de nuestra recuperación, comenzamos a preguntarnos a nosotros mismos, cosas tales como:

“¿Por qué no puedo verla (lo) si yo le quiero?”

“¿Por qué no puedo comprar una revista porno?”

“¿Por qué no puedo tener una cita erótica?”

Comenzamos a pensar que el precio a pagar por la recuperación es muy alto y estos pensamientos (conspiración) pueden inducirnos a una recaída. Si queremos continuar con nuestra recuperación, en lugar de resentirnos por la disciplina que hemos de imponernos a nosotros mismos, debemos de alegrarnos por nuestras recompensas y progresos:

Respeto a nosotros mismos. Integridad.

Paz Interior.

Una vida feliz con la familia, etc.

Es así como se disfruta de la recuperación. Si usted se siente culpable, sacuda esa culpa y recomience con responsabilidad. Si tiene algún resentimiento, piense en todas las personas que le perdonarán y agradezca por haber sido escogido, para ser parte del milagro del Programa de Recuperación de S.L.A.A. (Sex and Love Addicts Anonymous) “Adictos al Sexo y al Amor Anónimos”. Siga adelante, ¡disfrútelo!

 

ACEPTE ENFERMEDAD TAL COMO ES

La adicción al sexo y al Amor es una enfermedad emocional que nunca puede ser curada, puede ser detenida “día a día”.

Como adictos compulsivos, muchas veces expresamos o deseamos de dejar de practicar para siempre nuestros patrones de conductas dependientes fundamentales, pero inevitablemente volvimos a recaer en las mismas acciones.

Muchos de nosotros pasábamos días, hasta meses, sin practicar algunos de nuestros comportamientos adictivos y acabábamos estando seguros de que teníamos el control. A estos intervalos inevitablemente seguían largos períodos de práctica incontrolables, durante los cuales el deterioro progresivo y evidente en casi todas las áreas de nuestra vida. Este deterioro es más agudo en las relaciones con nuestras mujeres, amigos, parientes y padres.

Así mismo, la aceptación de nuestra dolencia es su naturaleza progresiva es vital para que podamos recuperarnos y regresar a una vida normal, productiva y digna de ser disfrutada.

 

ASISTA A CUANTAS REUNIONES LES SEAN POSIBLES

En las reuniones de SLAA usted encontrará un camino para la Recuperación. Las reuniones le tornan más fuerte y mejor. La base de esta Hermandad esta en las reuniones. El compartir nuestras experiencias y esperanzas, garantizamos que se encuentra la resistencia interna necesaria para detener nuestra adicción día a día.

Sugerimos que en los primeros 90 días, asista a cuantas reuniones les sea posible. No porque usted necesite más de nosotros, sino para que reconozca lo más rápido posible la seriedad de su enfermedad y comience su trabajo de recuperación.

En su llegada a SLAA, usted verá la evidencia de un estilo de vida muy diferente al que usted venía viviendo, de forma que, comience a comprender que este estilo de vida traerá beneficios a usted y a su familia.

Después de los primeros noventa días, se convierte en rutina. Esta rutina es diferente para cada miembro. Algunos asisten a varias reuniones por semana, otros solamente a una. Esta decisión es suya, pero con el tiempo hemos comprobado que la mayoría de los miembros asisten mucho más que una por semana. Cada miembro, dentro de su propio caminar, encontrará un nivel en que se sienta cómodo. Pero, recuerde, “las reuniones producen la sobriedad”.

 

EVITE LOS VIEJOS CAMINOS

Durante los primeros noventa días usted está muy vulnerable. Comenzamos a entrar en contacto con la verdadera situación en que nos encontramos, y es muy fácil caer en la falsa creencia de que una vez más, nuestra adicción al sexo y al amor podrá resolver nuestros problemas rápidamente. Esa ilusión es mucho más fácil de ser alimentada si estuviéramos en contacto con los viejos compañeros o locales de actividad sexual, y eso es un paso certero para que volvamos a encontrarnos sobre la base de nuestra adicción.

Hemos aprendido por experiencia propia en situaciones tentadoras, a usar las sugerencias de los miembros de SLAA. Cuando nuestra familia ve el verdadero esfuerzo y que estamos siguiendo las sugerencias básicas, entretanto, se sentirán mejor y la situación en casa comenzará a mejorar. Como ya fue dicho antes por medio de la experiencia, nos hemos dado cuenta de que el apoyo de nuestra familia y la asistencia a las reuniones de SLAA son muy importantes y reconfortantes durante las primeras etapas del camino de recuperación.

 

CONFÍE EN SU ESPOSA(O) O COMPAÑERA(O)

Otro consejo que le damos en las primeras reuniones de SLAA, es que debemos olvidar el pasado y comenzar todo de nuevo. Confíe en su esposa(o) o compañera(o) sentimental. Le podrá parecer imposible en el principio, quien sabe hasta doloroso, pero es de gran valía para poder lograr la recuperación.

Es increíble como esta enfermedad nos controla y distorsiona nuestro sano juicio.

Garantizamos que es la enfermedad que mantiene a su víctima presa del vicio. En cuanto a usted, mantener una vida secreta estará alimentando una justificación para practicar su adicción. Es lo que afirma nuestra experiencia.

Tenga siempre en mente que no se puede hacer un programa de recuperación realista sin la “confección de la lista de personal de patrones de conducta adictivas”. Es muy difícil hacerla sin recurrir a la experiencia de los miembros y demás amigos, encontrados en las reuniones y en el estudio de la literatura de SLAA.

 

HAGA AMIGOS DENTRO DE LA HERMANDAD

La mayoría de los miembros, cuando llegan a SLAA ya habían pasado por tragos amargos resultantes de su dependencia al sexo y al amor. Estos efectos pueden ser muchos y variados, pero el más común es el terrible sentimiento de soledad.

 Durante tantos años de adicción al sexo y al amor, formamos barreras a nuestro alrededor. Nos aislamos de la familia y de los amigos. Llegamos a pensar que ninguna persona podía sentir afecto por nosotros, mucho menos querernos, y este sentimiento puede aislarnos una vez más y más en nuestro mundo de fantasías: la adicción.

Después de asistir por un cierto tiempo a la Hermandad (si seguimos las sugerencias nos son dadas) un poco de orden comienza a volver a nuestras vidas y nuestra mente comienza a limpiarse. Nos enfrentamos con nosotros mismos y no siempre nos gusta lo que vemos.

Este es el momento en que necesitamos de la amistad y el apoyo de las personas de la Hermandad. Personas que ya hallan pasado por los problemas similares a los nuestros, que sepan por lo que estamos atravesando, personas con las cuales nos sintamos a gusto y relajados y nada de lo que le digamos les cause sobresaltos o incomodidad.

Cuando dejamos de practicar nuestros comportamientos dependientes, generalmente surge un gran vacío en nuestra vida. Los antiguos dentro de la Hermandad pueden ayudarnos a llenar ese vacío. Estas personas pueden ayudarnos a reconstruir nuestra vida social y los primeros días serán más fáciles de llevar si nos asociamos con la compañía de personas que no formen parte de nuestra adicción. Hacer amigos dentro de la Hermandad de SLAA le puede ayudar a recuperarse. Esto también trae la satisfacción al saber que usted también puede ayudar a un miembro a recuperarse y también le puede ofrecer su amistad.

 

SI FUERA A PRACTICAR SU ADICCIÓN, CORRA A UNA REUNIÓN O BUSQUE A UN COMPAÑERO LO MÁS RÁPIDO POSIBLE

Pero lo que tiene esta Hermandad es que está formada por Adictos al Sexo y al Amor, es inevitable que alguien pueda recaer.

Desafortunadamente, existen estas ocasiones donde algún miembro se vea en esta situación y nunca más regrese a la Hermandad. Quién saber por qué, se siente avergonzado o por que sintió que engañó o decepcionó a alguien o por muchas otras razones, es obvio que algo contribuyó para que su decisión de nunca más regresar a la Hermandad….

 

NO PERMITA QUE LO MISMO LE PASE A USTED

Si por cualquier razón usted tuviera un desliz o una recaída (de corazón deseamos que eso no pase), corra hacia una reunión y procure hablar con un compañero lo más rápido posible. Tenga la certeza que nadie lo verá como un fracaso y que no le dirán nada. Estamos aquí para ayudarlo y no para juzgarlo.

Es una realidad que la Hermandad de SLAA esta llena de personas que en algún momento u otro hallan recaído en alguno de sus patrones de conducta adictivas. Ellos son los más afortunados. La mayoría de ellos viven felices, libres de la adicción y de los horrores que esta misma le causaban. Los más desafortunados siguen envueltos en las garras de la adicción, practicándola y sufriendo.

Siendo asimismo, si usted recae (y no vamos a disculparnos si lo hace una y otra vez), no vacile en correr a buscar una reunión o telefonear al compañero más cercano.

 

COMPARTA CON SU ESPOSA(O) RESPECTO A LA HERMANDAD… ESO PUEDE AYUDAR

Los Adictos al Sexo y al Amor, surgen de las más diferentes clases sociales, de ambos sexos y edad. No tenemos la menor duda que usted, como un adicto al sexo y al amor, conoce a alguien a su alrededor que está sufriendo las consecuencias de la adicción de usted. El sufrimiento de estas personas es muy diferente del sufrimiento del adicto al sexo y al amor. Estas personas no poseen control alguno sobre nuestra adicción. Tristemente, en algunos casos donde existía el amor, hoy existen solamente resentimientos. Unido a eso, confusión y un sentimiento de desilusión, y es claro que se ve en la necesidad de ayudar a estas personas.

Según nuestra experiencia, nos hemos dado cuenta que al ayudar a nuestras esposas(os) a recuperarse y al compartir de nuestro nuevo modo de vida, nuestra recuperación se vuelve más próxima. Cuando asistimos a las reuniones de SLAA y nuestros seres queridos recurren a la ayuda de sí mismos (lo que no es necesario para nuestra propia recuperación), encontramos un mejor entendimiento y comunicación, trabajando conjuntamente el programa y compartiendo nuestra recuperación.

Si usted conoce al enemigo y se conoce a sí mismo…

No necesita temer el resultado de cien batallas.

Si usted se conoce a sí mismo, pero no conoce al enemigo,

Por cada victoria obtenida, sufrirá también una derrota.

Si usted no conoce ni a su enemigo ni a sí mismo,

Con certeza, perderá todas las batallas…

¡Siga viniendo, que sí funciona!

 

5 Responses to “Enfrentando los primeros 90 días”

  1. Michael Says:

    Gracias estoy en mi segundo día, muchas gracias.

    • Felicidades, sí se puede. A mí en lo personal me costó mucho trabajo al principio, no podía pasar un mes sin dejar de ver pornografía y masturbación, además combinaba con relaciones de promiscuidad.
      Comencé a ver pornografía y masturbarme alrededor de los 12 años de edad.
      No fue sencillo dejar una conducta que duró más de 20 años. Eso estaba acabando con mi relación con Dios, conmigo y con los demás. Actualmente tengo en ese orden de importancia mis relaciones, ya que nadie puede dar lo que no tiene.
      Saludos
      Mario B.

      • oscar Says:

        Hola Michael aunque todavia no formo parte del Grupo , felicidades mi situacion es muy parecida a la tuya aunque no por la promiscuidad, Animo y Gracias

      • oscar Says:

        Hola Mario B. disculpa, el comentario era mas especificamente para ti, aunque todavia no formo parte del Grupo , felicidades mi situacion es muy parecida a la tuya aunque no por la promiscuidad, Animo y Gracias

  2. carmen Says:

    me gustaria conocer mas de su grupo de ayuda. Hace muxotiempo q busco uno


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s